Basculas de Laboratorio

Las básculas y balanzas son herramientas esenciales que utilizaos no sólo en nuestro hogar sino también en nuestro lugar de trabajo; existen distintos tipos de básculas: comerciales, de cocina, de uso cotidiano, de precisión, industriales, etc., pero sin lugar a dudas, el mejor descubrimiento dentro de esta gama de artefactos fue la báscula de laboratorio. Las básculas de laboratorio son elementos altamente tecnológicos que se caracterizan por tener una gran precisión a la hora de realizar cualquier tipo de pesaje, en especial líquidos o materiales muy pequeños que requieren de un sistema de pesaje muy complejo para obtener su peso.

Pero las básculas de laboratorio no se utilizan solamente para pesar objetos o materiales, también son usadas para medir fuerzas, algo que no puede realizarse con una balanza común ya que estás aplicaciones se limitan a este tipo de balanzas.

Dentro del laboratorio las balanzas y basculas cumplen...

Otros nombres alternativos que las básculas de laboratorio poseen son: balanzas de banco, balanzas analíticas, chequeadoras de peso y las comúnmente conocidas como balanzas top- loading. Como mencionamos previamente, la característica fundamental de este tipo de balanza es su precisión a la hora de otorgarnos el pesaje de algún material, es por esto que las básculas de laboratorio son extremadamente sensibles, mucho más que las convencionales. Pero como todo tipo de balanza, éstas poseen sus límites de peso que no debe ser excedidos para no perder su cualidad de exactitud. Los dos diseños más conocidos y vendidos en el mercado de las básculas de laboratorio son los denominados handheld y fixtured.

basculas-laboratorio
Empleando la bascula dentro del laboratorio
 

El primero está diseñado para, como su nombre lo indica, ser de fácil traslado y manipulación y cabe en una sola mano; ésta tipo de balanza portátil también puede ser utilizada en nuestra mano, podemos pesar allí lo que deseemos y obtendremos el mismo resultado que si realizamos este procedimiento sobre una superficie cualquiera.

Las básculas de laboratorio tipo fixtured, son las comúnmente conocidas como permanentes y se diseñaron para ser situadas en un rincón de nuestro laboratorio de forma fija; bajo ninguna circunstancia debe ser manipulada o transportada ya que esto, muy posiblemente, afecte de forma gradual su precisión. Ambas balanzas funcionan con baterías y son de larga vida útil.

Las básculas de laboratorios poseen diversas y en extremo útiles aplicaciones, es por esto que como existe una balanza tradicional para cada necesidad cotidiana, también existen balanzas de laboratorio para cada tipo de experimento que queramos llevar a cabo.

Lo más importante a la hora de seleccionar una de ellas es tener en cuenta cuánta capacidad posee, y qué tipo de material vamos a pesar: sólido, líquido, gaseoso. Esta aclaración es válida debido a que las básculas de laboratorio confeccionadas especialmente para realizar pesajes de materiales sólidos no nos serán útiles si queremos determinar niveles de gases como el oxígeno por ejemplo.

Otro factor a tener en cuenta a la hora de elegir una báscula de laboratorio es la legibilidad, ésta se entiende como el grado que la balanza puede incrementar; el menor incremento de peso que el display o pantalla indique es la resolución, esto es también conocido como resolución de display.

 

laboratorio

Bascula o balanza de laboratorio con caja de cerrado

bascula-laboratorio-presicion

Por ejemplo: la balanza puede ser capaz de leer hasta 0.001 g, pero puede incrementar el peso en grados de 0.002 g, esto nos brindaría una resolución de 0.001g y una legibilidad de 0.002 g. Este artefacto nunca podría leer un peso de 0.001 g. Las básculas de laboratorio también cuentan con un sistema de tiempo de respuesta, éste se entiende como la cantidad de segundos que la balanza necesita para hacer la lectura del pesaje, cuánto menos tiempo de lectura este artefacto necesite, más caro será su precio.

Las básculas de laboratorio también poseen uno o dos tipos de “readouts” o “lecturas”, la digital, que es la que, por lo general, nos brinda una mayor precisión y una analógica o denominada también como “de aguja”.

Muchas de estas balanzas también pueden realizar sus lecturas por medio de las computadoras ya que vienen equipadas con sistemas de adaptación y al ser conectadas con la cpu ambos trabajan en conjunto, obteniendo así una gran exactitud especialmente a la hora de medir fuerzas.
Dentro de las aplicaciones más comunes de las básculas de laboratorio encontramos su tara o superficie desplegable que nos permite colocar objetos de gran envergadura o sustancias en grandes cantidades, también estas balanzas poseen un control de funcionalidad y temperatura que es altamente sensible ya que tiene como objetivo la medición de objetos o materiales muy complejos sin olvidar, a la vez, que la medición de fuerzas necesitan que estos sistemas sean lo más sensibles posibles de lo contrario su precisión en la medición sería insuficiente.

Buscador de temas relacionados y datos de interés

volver a basculas-y-balanzas.com

2009 - Todos los derechos reservados